Qué, ¿cómo te quedas? Pues no lo decimos nosotros, lo dice el CIS en un informe en el que también puedes encontrar datos como que más del 60% de las mujeres realizan solas o casi siempre solas las tareas del hogar.

Solo el 36% de las mujeres españolas que conviven con sus parejas están completamente satisfechas con la relación dentro del hogar. Mira, aquí puedes leer más sobre este informe:

Como ves, queda mucho por hacer. Se ha avanzado mucho (atrás están quedando, por suerte, lo anuncios en los que es ella la experta en manchas, la que cocina y la que da las gracias al lavavajillas x por hacerle más fácil su trabajo) pero no es, ni de lejos, suficiente.

No se trata de ayudar en casa, no. Se trata de hacerlo porque es tu casa, tu obligación. Se trata de entender que esto no es una cuestión de ellas a las que ellos se suman cuando tienen tiempo. Porque el tiempo es de los dos, el tiempo se busca y el tiempo se comparte.




Las desigualdades se barren. Se limpian. Se friegan. Se rascan con el estropajo hasta que desaparecen.

Nosotros en Vigar nos queremos sumar y estamos avanzando. Desde dentro y desde fuera.

Desde dentro, con medidas que favorecen la conciliación (de ellos y ellas), con una plantilla igualitaria en sexos, evitando posibles brechas salariales y desde fuera con lanzamiento de productos unisex, con modelos masculinos al mismo nivel que femeninos en nuestros catálogos y material publicitario y con un espíritu crítico porque seguro que hemos cometido errores en este sentido en el pasado que no volveremos a cometer.

Las sociedades cambian porque los actores que la conforman provocan esos cambios. Hagámoslo juntos.