Los tiempos cambian, y con ellos las necesidades y prioridades.

Por eso, a los actuales valores de VIGAR vienen a sumarse unos nuevos, los cuáles serán el eje central y la base fundamental de todo lo que haga de ahora en adelante en la empresa.

Y el que hoy os presentamos, es la IGUALDAD.

Porque en VIGAR promovemos un entorno de trabajo en el que todos nuestros empleados sin excepción pueden contribuir a su propio éxito y al de la empresa.
Además, estamos comprometidos por la plena igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, controlando y garantizando la ausencia de procedimientos o políticas discriminatorias por razón de sexo en materia de contratación, cargos y retribución salarial.

Nos preocupamos por la total integración en igualdad de la mujer, prestando especial atención a la conciliación de la vida personal y laboral como medio facilitador, ya que más de la mitad de nuestros empleados, son mujeres.

Porque la primera igualdad es la equidad.